¿Cuándo y por qué acudir a un psicólogo?

Cuando nos encontramos con un conflicto o situación problemática, de cualquier índole que nos crea confusión, sufrimiento, angustia o desesperanza y que no sabemos cómo solucionar por nosotros mismos. Es vital que queramos solucionarlo ya que la base de nuestra mejora personal depende, en gran parte, de nosotros mismos.

Me da vergüenza ir al psicólogo, no me atrevo

Muchas personas evitan ir al psicólogo a pesar de necesitarlo, ya que todavía existen muchos prejuicios sociales. Ten en cuenta que… “Un psicólogo no juzga, apoya. Un psicólogo no ordena, guía. Un psicólogo empatiza contigo y te brinda una mano: Es tu aliado“ Si necesitas sentirte mejor, en Clínica Castrillón te animamos a dar el primer paso.

Áreas de intervención

Trabajamos distintas áreas: Ansiedad, depresión, terapia de pareja y sexual, terapia de familia, trastornos de alimentación… Realizamos psicoterapia y orientación en cualquier ciclo vital: Infanto-juvenil y adultos. En Clínica Castrillón podemos ayudarte desde el marco de la Terapia cognitivo-conductual.

¿Puede ayudarme la Terapia cognitivo-conductual?

La terapia cognitivo conductual parte del supuesto de que los pensamientos son la base de nuestras emociones y conductas. Interviniendo en las creencias o en las ideas que tenemos sobre nosotros, los demás o el mundo, podremos reducir mucho el sufrimiento “Nuestra forma de pensar, afecta a lo que sentimos y a lo que hacemos”. Estas terapias ayudan a la persona a aceptar y adaptarse a las situaciones molestas, desagradables o dañinas. Permite que se creen recursos de afrontamiento. Se trabaja para mejorar la autoestima y la comunicación. Y lo más importante, se crean pensamientos, emociones y conductas más adaptadas a la realidad que nos ayudan afrontar mejor el día a día.

¿Cuánto dura la terapia?

Depende de varios factores: De si se trata de una duda puntual o de un conflicto importante, del tiempo que hace que nos ocurre, de la implicación de la persona, de si afecta a un área de nuestra vida o a varios, etc… Independientemente, la recomendación es de una visita semanal o quincenal, para poder trabajar juntos los problemas de manera tranquila y progresiva.